Historia

Queremos compartir contigo como llegamos hasta aquí

Mi nombre es Quique, nací en Galicia y a los pocos años nos mudamos a Barcelona, me crie corriendo por los pasillos de hotel en hotel, negocio al que se dedicaron mis padres toda su vida. A los 19 años probé suerte en Suiza donde mis negocios siempre tuvieron que ver con el trato con la gente, mi virtud nata. Después de 15 años volví a Barcelona con mucha experiencia y ganas de tener mi propio negocio. Tenía claro que el negocio hotelero era lo que llevaba en la sangre y había aprendido desde pequeño y perfeccionado en mi juventud.
Así fue como nació Pensión Portugal, un pequeño hostal en el centro de Barcelona, la que no era para nada la ciudad turística de hoy.
En el 2016 en una Barcelona moderna y con brillo internacional, conocí a Eva, mi actual mujer, arquitecta, amante del mobiliario reciclado y el respeto por el medio ambiente. Ella me animo a darle alma al hostal haciendo un cambio de imagen, que lo haría diferente a los demás.
Con una imagen ecléctica, especial para los amantes del reciclaje, lo convertimos en una pequeña isla de sosiego y calma en medio de esta ciudad cosmopolita en constante movimiento.